teff

El teff es un grano pequeño libre de gluten con una larga lista de beneficios para la salud. Con un delicioso sabor y muy versátil en la cocina, tiene un gran valor nutricional y es rico en nutrientes, aminoácidos, vitaminas y minerales.

El teff es un alimento rico en proteínas con un alto contenido de nutrientes, tiempo de cocción rápida y muy versátil en la cocina.

El teff es un grano fino del tamaño de una semilla de amapola, variado en colores desde el blanco y rojo al marrón, con un sabor muy suave a nuez, y muy nutritivo ya que es rico en proteínas, calcio y hierro.

Una de sus más conocidas ventajas por la que ha aumentado su popularidad y consumo en todo el mundo es que es libre de gluten, siendo un alimento apto para personas celíacas y aquellas con intolerancia al gluten.

El teff crece sobre todo en Etiopía y Eritrea siendo en muchas regiones de estos países el grano básico de sus cocinas. En forma de harina se utiliza para hacer el pan tradicional.

La manera más popular del consumir este supercereal es en forma de harina para hacer masa para pasteles, galletas, y panes. Pero también se puede consumir entero y al vapor, hervido, al horno, como guarnición o plato principal, en la misma forma que cualquier otro grano de cereal.

Sirve como una gran alternativa al trigo y cuenta con una gran cantidad de beneficios para la salud. Algunos de los más importantes atribuidos al teff son su capacidad para ayudar a perder peso, mejorar la salud de los huesos, y estimular el sistema inmunológico.

Propiedades y beneficios del teff

Este pequeño grano tiene una larga lista de beneficios para la salud siendo conocido entre otras muchas cosas por equilibrar los niveles hormonales de forma natural, estimular la digestión, fortalecer los huesos, y ayudar a perder peso.

El punto fuerte por el que el grano teff está ganando popularidad en Europa y Estados Unidos últimamente es porque es una opción libre de gluten. Al no contener gluten como el trigo o el centeno, y ser muy rica en nutrientes, es una deliciosa opción saludable para las personas celíacas o aquellas que quieren evitar el gluten en su dieta. La enfermedad celíaca y la intolerancia al gluten son trastornos digestivos graves que están aumentando en todo el mundo.

También está libre de ácido fítico; un ácido que evita la absorción de nutrientes importantes.

El teff es un alimento rico en fibra y una fuente importante de proteínas, manganeso, hierro y calcio.

El teff es rico en fibra dietética que puede beneficiar la gestión de azúcar en la sangre, controlar el peso y mejorar la salud del colon. Al ayudar a retardar la liberación de insulina en el torrente sanguíneo, puede ayudar a los diabéticos. Los hidratos de carbono en el teff son de absorción lenta lo que evita también grandes fluctuaciones del nivel de azúcar en sangre.

El teff se ha utilizado popularmente como un laxante natural debido al alto contenido de fibra dietética del grano, que ayuda a la digestión y desintoxicación, estimulando el movimiento peristáltico, y aumentando la regularidad y calidad de las heces.

Es rico en aminoácidos incluyendo la lisina. Los niveles de lisina son más altos que los de trigo o de cebada por ejemplo. Nuestro cuerpo necesita proteínas para crear nuevas células y reparar las antiguas. Para los veganos este cereal es una buena fuente de proteína.

Es rico en tiamina, la vitamina B1, que juega un papel importante en el buen funcionamiento nervioso y cardiovascular. A la tiamina se la conoce como la vitamina anti-estrés.

Al ser rico en vitaminas del grupo B y minerales esenciales, el teff estimula el sistema inmunológico contra las enfermedades.

El teff es una gran fuente de calcio y manganeso lo que favorece una buena salud ósea. Los alimentos ricos en calcio son esenciales para que los huesos se solidifican correctamente.

El grano de teff se recomienda tradicionalmente para pacientes que sufren de anemia por ser rico en hierro, mineral clave para las células rojas de la sangre. El hierro es necesario para producir la hemoglobina presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno desde los pulmones a las células por todo el cuerpo.

El teff es rico también en cobre, mineral que juega un papel importante en la producción de energía, las reacciones enzimáticas, la función del sistema nervioso, y la creación de glóbulos rojos.

Debido a que el teff es un alimento de alto contenido en fósforo ayuda a equilibrar las hormonas de forma natural, por lo que sirve también como un remedio natural para el síndrome premenstrual.

Contraindicaciones del teff

El teff es perfectamente seguro y nutritivo en una dieta saludable. No existe reacción alergénica conocida del grano teff, ni efectos secundarios graves consumido en dosis adecuadas.

Cómo cocinar el teff 

Su pequeño tamaño significa que se cocina muy rápidamente. Es de rico sabor y muy versátil. Puedes utilizarlo en tus platos para sustituir los granos que contienen gluten como el trigo o el centeno y su harina es perfecta para hornear tu propio pan sin gluten. Ten presente no obstante que la harina de teff no va a subir tanto al hornear como las harinas tradicionales con gluten, por lo que el pan será más compacto.

Además de ser utilizado para la preparación de pan sin gluten, es también un excelente espesante para la sopa, y se puede utilizar en guisos, salsas y postres.

Es delicioso también en gachas, y puede cocinarse sola o en combinación con otros granos y verduras. Su harina la puedes utilizar también para pasteles, tortitas y galletas.

Cocinar el teff es similar a la preparación básica de la quinoa; se cocina de una forma rápida y muy fácil:

  • Añade 1 taza de teff y 3 tazas de agua (también puedes probar con caldo vegetal o de pollo) a una olla de tamaño mediano.
  • Cuando el agua hierve pon a fuego lento.
  • Retira después de 15 a 20 minutos o cuando el agua se haya disuelto completamente.

¡Ya está listo para añadir a tus recetas favoritas sin gluten, saludables y deliciosas! Para hacer el plato más sabroso puedes especiarlo con canela, jengibre, también ajo, albahaca o cilantro.

En Etiopía y Eritrea el teff se utiliza normalmente para hacer “injera” que es un pan plano con una textura esponjosa. Se hace con harina de teff que se mezcla con agua y se deja fermentar durante varios días, está entonces listo para ser horneado en panqueques grandes y planos que se utilizan como base para recoger salsas, carnes y verduras, lo cual es fácil debido a la textura porosa.

Donde comprar cereal teff

Puedes comprar teff en tu tienda local de alimentos saludables o en internet.

Tienes varios colores. El teff de color claro tiene un sabor similar a la castaña, la variedad más oscura sabe más a tierra,  como a avellana.

Al almacenar el teff asegurate de que está guardado en un recipiente sellado.