rhodiola rosea

El extracto de la raíz de la hierba rhodiola tiene propiedades adaptógenas que ayudan al cuerpo a adaptarse y resistir el estrés físico y ambiental, aumenta su resistencia a factores externos de estrés como el calor, el frío, el ruido y la altitud, mejora la energía y potencia el cerebro.

Los extractos de rhodiola se utilizan para ayudar a controlar los niveles de cortisol, especialmente durante los momentos de fatiga y agotamiento, y para mejorar el bienestar mental y emocional al aumentar la función cerebral.

¿Qué es la rhodiola?

También llamada raíz de oro o raíz ártica la rhodiola se ha usado con fines medicinales durante siglos en Rusia, Escandinavia, Grecia y Asia Central. Hoy en día se utiliza como un suplemento dietético para aumentar la resistencia, la energía, la fuerza, la atención, la memoria y ayudar en el manejo del estrés.

Es una planta de hoja pequeña perenne y resistente que crece en regiones frías, como Siberia, el Ártico y el norte de Asia, América del Norte, Europa y el Reino Unido, donde para poder sobrevivir en el clima extremo, estas plantas desarrollan compuestos especiales que les ayudan a resistir las difíciles condiciones ambientales.

Se ha utilizado durante miles de años en medicina tradicional debido a la alta concentración de compuestos orgánicos, como fenoles, alcaloides, flavonoides y quinonas. Las sustancias que se cree que son más importantes por razones terapéuticas son la rosavina, la rosarina y la colofonia, que solo se encuentran en la planta rhodiola rosea, y no en ninguna de las otras especies de la familia rhodiola.

El extracto comúnmente se ha prescrito para disminuir la fatiga, el estrés y la depresión, también es popular como suplemento deportivo, aumentando el rendimiento y la resistencia. Se utiliza también para tratar infecciones, trastornos del sistema nervioso e incluso cáncer.

Entre los principales beneficios atribuidos al consumo de rhodiola están el de aumentar la energía, el rendimiento deportivo, reducir el estrés; ayudar con la pérdida de peso; mejorar la depresión; ayuda a superar la fatiga suprarrenal; controlar los niveles de azúcar en sangre; y estimular y proteger el sistema inmune.

Se considera como un potente adaptógeno que permite a nuestra fisiología manejar mejor las situaciones de estrés, usándose como terapia en condiciones asténicas como trastornos del sueño, falta de apetito, irritabilidad, hipertensión, dolores de cabeza y fatiga.

Los extractos de la raíz pueden ayudar también en la pérdida de peso, al acelerar las células que queman grasa en nuestro cuerpo, cuando se combina con ejercicio.

También puede ser usada como ayuda en tratamiento natural para enfermedades como el parkinson, el alzheimer, o la demencia.

Beneficios para la salud de la rhodiola rosea

Los beneficios de la rhodiola se han utilizado ampliamente para mejorar el rendimiento laboral, estrés, insomnio, fatiga, depresión y aumento de la resistencia atlética, beneficios útiles tanto para atletas como para el público en general.  

Rhodiola para mejorar el rendimiento deportivo

La rhodiola rosea aumenta la concentración, la resistencia física y nos da energía sostenida durante todo el día por lo que es muy utilizada en suplementos deportivos.

Se utiliza para mejorar la resistencia física y reducir el tiempo de recuperación después de un entrenamiento. Al aumentar el recuento de glóbulos rojos hay más oxígeno a tus músculos y alivia la fatiga física y mental, aumenta el metabolismo y estimula una mayor circulación de la sangre y el oxígeno dentro del cuerpo. Cuando los órganos reciben más oxígeno funcionan de manera más eficiente, especialmente los músculos, las células nerviosas y el cerebro.

La rhodiola cambia bioquímicamente tu cuerpo para brindarte más resistencia y ayudarte a recuperarte más rápido del ejercicio, aumenta el rendimiento físico al estimular la producción de ATP (trifosfato de adenosina) en el cuerpo, principal fuente de energía para sus células.

La rhodiola funciona mejor en atletas que practican ejercicios aeróbicos de larga duración, como ciclistas, corredores o corredores de maratón. Se puede consumir como un sustituto de la cafeína para apoyar el entrenamiento intenso y al mismo tiempo evitar el consumo excesivo de cafeína.

También para las personas que intentan reducir o eliminar la cafeína de sus dietas, la suplementación con rhodiola puede aliviar los síntomas de la abstinencia de cafeína.

La rhodiola rosea es una hierba adaptógena que reduce el estrés

La rhodiola rosea está considerada como una de las mejores hierbas medicinales para reducir el estrés. Cuando te estresas al máximo ¿qué sucede después? Pues que te sientes agotado y cansado, el estrés agota tus reservas de energía. La rhodiola al tratarse de una hierba adaptógena ayuda a sobrellevar el estrés, ya sea físico, emocional o ambiental, normalizando la función adecuada de las glándulas suprarrenales, que se encuentran en la parte superior de los riñones, y que son importantes cuando lidias con situaciones de estrés.

El estrés crónico es causa de variedad de problemas de salud, deterioro físico, mala memoria, inestabilidad mental, depresión, y debilitamiento del sistema inmunológico.

El exceso de hormonas del estrés, especialmente cortisol, epinefrina y norepinefrina, durante mucho tiempo puede hacer que el cuerpo se deteriore. Al controlar el cortisol en el cuerpo, una de las principales hormonas del estrés responsables de desencadenar el modo de lucha o huida, tiene un efecto calmante.

Se sabe que cuando la hormona cortisol permanece alta durante un período prolongado debido al estrés emocional o físico, pueden aparecer una serie de problemas como el desequilibrio hormonal, el aumento de peso abdominal, los problemas de tiroides y del sistema inmune.

Otros adaptógenos bien conocidos son la schisandra, el eleuthero y los hongos medicinales reishi, el maitake, y el chaga.

Un remedio para la depresión

Para las personas que buscan una solución medicinal alternativa a sus síntomas depresivos, el extracto de rhodiola rosea puede ser extremadamente efectivo al mejorar el enfoque, la memoria, el placer y el estado de ánimo.

Los extractos de rhodiola facilitan el transporte de precursores de serotonina, triptófano y 5-hidroxitriptófano al cerebro, neurotransmisores importantes que afectan la concentración, la memoria y el estado de ánimo, actuando eficazmente como un antidepresivo y reduciendo los efectos de la depresión.

Rhodiola para la mejora de la memoria y la concentración

La rhodiola puede mejorar la atención, memoria, aprendizaje e incluso proteger el cerebro de los efectos del envejecimiento. Según el Dr. Richard Brown de la Universidad de Columbia, la raíz es excepcionalmente beneficiosa para mejorar atención, memoria, aprendizaje y otras funciones cognitivas.

Rhodiola rosea mejora las capacidades de memorización y la capacidad de concentración, aumentando la actividad bioeléctrica del cerebro que mejora la memoria y la energía cerebral. Para el envejecimiento de la población que sufre de demencia o alzheimer, la infusión de rhodiola rosea puede ayudar a mejorar la cognición y la memoria.

Otros beneficios atribuidos al consumo de rhodiola rosea

  • Ayuda en la pérdida de peso gracias al compuesto activo rosavin, que estimula la lipasa, una enzima que descompone la grasa. Lógicamente para un mejor resultado es mejor combinar rhodiola con ejercicio regular y restricción de calorías para perder peso.
  • El extracto de rhodiola rosea puede ser efectivo para corregir la hiperglucemia y prevenir las complicaciones diabéticas.
  • La rhodiola también protege la salud del corazón al reducir el exceso de hormonas del estrés que pueden causar presión arterial más alta, enfermedades del corazón y niveles peligrosos de potasio.
  • La raíz también estimula y protege el sistema inmunológico, lo que nos prepara para las enfermedades, pudiendo ayudar a combatir y prevenir el cáncer. La rhodiola rosea aumenta la producción y actividad de las células especializadas responsables de combatir las bacterias, los virus y el cáncer. Se ha encontrado que es altamente efectiva, particularmente para el cáncer de vejiga.

Riesgos y efectos secundarios.

La rhodiola rosea es un suplemento seguro para la mayoría de los pacientes, no se conocen complicaciones o riesgos potenciales. No obstante puede tener alguna contraindicación en algunas personas. Los efectos secundarios son bastante raros, pero cuando ocurren, generalmente son leves e incluyen insomnio, irritabilidad, opresión en el pecho y aumento de la presión arterial.

Si se experimentan efectos secundarios inesperados, debes reducir las dosis o suspender su uso.

Como siempre antes consumir un suplemento medicinal deberías consultar a un profesional médico capacitado, y asegurarse de que los suplementos son de calidad. Esto es especialmente importante para aquellos con enfermedades graves y aquellos pacientes que toman medicamentos. Las interacciones farmacológicas con los suplementos de rhodiola son raras, pero posibles.

Algunos pacientes reportan sentirse nerviosos por el suplemento. Es posible ser alérgico si ya tiene alguna otra alergia a hierbas o suplementos. Si experimentas algún efecto secundario desagradable deja de tomarlo o disminuye la dosis.

Otros posibles efectos secundarios del uso de rhodiola a largo plazo son el insomnio, irritabilidad, opresión en el pecho y aumento de la presión arterial. También puede experimentar mareos, boca seca, problemas para dormir, y temblores.

No se recomienda para las personas que tienen una enfermedad autoinmune porque podría empeorar la condición. Las mujeres embarazadas y en período de lactancia y los niños menores de 2 años no deben usarla tampoco.

Dosis y formas

Puedes consumir rhodiola rosea en forma de cápsula o en extracto líquido. El ingrediente activo se considera soluble en agua y se absorbe fácilmente a través de la digestión simple. No es necesario tomarlo con una comida ya que los compuestos no son solubles en grasa.

Las dosis a la hora de consumir rhodiola varía, dependiendo de la afección o el objetivo del paciente o consumidor. Se recomienda comenzar con una dosis baja, analizar si nos produce algún efecto secundario desagradable, e ir aumentando progresivamente  la dosis. Sus efectos se puede notar en unos pocos días o puede llevar más de un mes para determinadas dolencias.

Se debe evitar tomar rhodiola por la noche después de las 7 PM o antes de acostarse ya que puede aumentar el riesgo de insomnio o sueño intranquilo.

Siempre es mejor completar un ciclo de sus suplementos, y descansar el siguiente. Por ejemplo tomar rhodiola durante un mes y descansar el siguiente mes libre.

Las dosis, la calidad, la pureza y la seguridad no son consistentes en todas las marcas por lo que siempre adquiere el suplemento en una marca de confianza que ya conozcas.

Asegurate de que contengan el compuesto rosavina, que es la forma en que la rosea se diferencia de otras especies de rhodiola, y salidrosida, que se cree que es el compuesto más importante. Las grandes marcas tienden a tener mejores medidas de control de calidad.