quinoa

La quinoa o quinua pertenece a la familia de las quenopodiáceas, como la remolacha o las espinacas, y destaca por su elevado aporte de proteínas, vitaminas y minerales. Llega pisando fuerte y dispuesta a encontrar un papel protagonista en las dietas más saludables.

Quinoa de varias clases

Con una gran tradición a sus espaldas este pseudocereal procedente originariamente de los Andes y que hunde sus raíces en países como Bolivia, encierra multitud de propiedades y beneficios para prevenir y combatir enfermedades, regular el organismo y aumentar nuestros niveles de energía.

Un alimento vegetal clave por su elevado aporte de proteínas

Uno de los aspectos más beneficiosos que el consumo de quinoa representa para el organismo es su elevado aporte de proteínas. Los estudios elevan hasta un 23% la concentración de este nutriente, superando los índices de otros alimentos que también son ricos en proteínas vegetales como es el caso del trigo.

De igual manera la quinoa es rica en minerales, especialmente el hierro, un factor que convierte a este alimento en un componente fundamental en las dietas de tipo vegetariano y vegano siendo capaz de reforzar el plasma sanguíneo y plantar cara a procesos comunes de cansancio y agotamiento.

La balanza sigue sumando puntos a favor de la quinoa y lo hace gracias a su aporte de hidratos de carbono complejos, que son los carbohidratos de absorción lenta que se absorben más lentamente y permiten mantener los niveles de azúcar en la sangre mucho más estables que los hidratos de carbono de absorción rápida.

La lista de los beneficios del consumo de quinua se completa con su destacado aporte de fósforo, calcio y magnesio y potasio y una importante cantidad de vitaminas, entre las que tienen su hueco la vitamina C, E, B1, B2, B3 y el ácido fólico.

La quinoa: un guiño en las dietas de personas con diabetes

Semillas de quinua blanca cocida con vegetales fritos (zanahoria, brócoli, espinacas, calabacín, maíz) y jugo de mango
La quinoa se cocina en 15 a 20 minutos y puede ser utilizada en una gran variedad de platos desde el desayuno hasta el postre.

Todas las propiedades beneficiosas de la quinoa tienen su reflejo en tu salud. Así por ejemplo la quinoa es una buena aliada para controlar los niveles de colesterol de una manera gustosa y muy cómoda de preparar.

Su aporte en fibra es otra de las piezas esenciales de este superalimento, ya que ayuda a regular el tránsito intestinal y a combatir el estreñimiento.

El alto valor nutricional de la quinoa y la ausencia de gluten en su composición hacen que sea una buena compañera en las dietas de personas celíacas. Su reducido índice glucémico la acerca a las mesas de aquellos comensales que tienen que supervisar un poquito más su alimentación como es el caso de las personas que padecen diabetes o aquella que están haciendo frente a una dieta para perder peso.

La quinoa es perfecta como alternativa sin gluten 

Las personas que siguen una dieta libre de gluten pueden consumir sin problema la quinoa.

De hecho en un estudio pacientes con enfermedad celíaca que consumieron quinua mostró que era nutricionalmente mejor que el arroz, pues proporcionaba la ingesta requerida de proteínas, calcio, hierro y fibra. 

Alergia a la quinoa y posibles efectos secundarios

Si tienes alergia o intolerancia a la quinoa puedes experimentar alguno de los siguientes síntomas: síntomas similares al asma, inflamación en la piel, pulmones y tracto digestivo, picazón, eczema, náusea, vómitos y diarrea.

Uno de los efectos secundarios más comunes tras consumir quinoa es el malestar digestivo. La quinua es rica en saponina que consumida en grandes cantidades puede afectar al revestimiento interno de los intestinos y contribuyendo a empeorar el síndrome del intestino permeable.

Preparación de la quinua

La preparación de la quinoa es muy sencilla, en apenas 15 min, y el número de recetas de quinoa aumenta cada día. Primeros platos, segundos, aperitivos y postres de quinoa para todos los paladares y gustos.