moringa beneficios

Con más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes diferentes la moringa es una de las más ricas fuentes naturales conocidas de vitaminas y minerales y bien merece ser citada como el “árbol de la vida”

Moringa en polvo

Las razones para incluir en nuestra dieta la moringa oleifera son muchas. Planta originaria de la India tiene un alto valor nutricional y numerosos beneficios medicinales. También llamado el “árbol milagroso”, la mayoría de sus partes, incluidas hojas, corteza, frutos y raíces se utilizan como alimentos, están llenos de una increíble cantidad de nutrientes: proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C, potasio … etc. Contiene muy baja cantidad de grasas y no ofrece ninguna colesterol dañino.

Tiene un enorme potencial medicinal, durante mucho tiempo casi todas las partes de esta planta se han utilizado para varias enfermedades en la medicina ayurveda y unani durante siglos. En la terapia ayurvédica la moringa es valorada por su impresionante gama de usos terapéuticos, comúnmente atribuido a sus propiedades antifúngicas, antivirales, anti-depresivas e anti-inflamatorias.

Por poseer aminoácidos esenciales, es una excelente fuente de proteínas para los vegetarianos y veganos.

La moringa oleifera se utiliza tradicionalmente para:

  • Estimular las defensas del cuerpo
  • Desintoxicar el cuerpo
  • Aumentar los niveles de energía
  • Controlar el peso y la digestión
  • Promover la piel sana
  • Aliviar los dolores de cabeza
  • Previene la pérdida de cabello

Beneficios para la salud y usos medicinales de la moringa

Moringa en polvo medicinal

La moringa oleifera es una de las plantas más valiosas y útiles para nuestra salud. Descubre sus muchos beneficios.

La moringa, considerada un antibiótico natural, es una planta con múltiples usos y beneficios medicinales. Sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, anticancerígenas, cardiovasculares, y hepatoprotectoras, la hacen útil en el tratamiento de diversas enfermedades.

Es rica en fitonutrientes que son eficaces para ayudar a construir un sólido sistema inmunológico, imprescindible en la lucha contra las enfermedades. Ayuda en la mejora de la respuesta inmune celular, el número de leucocitos totales y anticuerpos.

La moringa contiene también propiedades antibióticas y antibacterianas, y ejerce efectos inhibitorios sobre el crecimiento de diversos patógenos de forma natural. En un estudio se confirmó que los extractos de moringa puede ser inhibitoria contra muchas bacterias patógenas. Las hojas de la moringa también poseen cualidades antifúngicas contra hongos patógenos.

Se han encontrado varios compuestos bioactivos con actividad antitumoral significativa en la planta moringa, con lo que puede ser de ayuda y tiene gran valor en la terapia de tumores. Algunos estudios científicos han demostrado que los extractos de moringa poseen propiedades que inhiben la proliferación de células cancerosas malignas.

La moringa es también popular como remedio natural para disminuir los niveles de azúcar en la sangre, siendo especialmente beneficiosa para personas diabéticas. Los estudios de investigación en animales han demostrado que el tratamiento con moringa trabaja positivamente a la reducción de la glucosa sanguínea, azúcar en la orina y las proteínas de la orina.

Gracias a los isotiocianatos y los flavonoides presentes en las hojas de la moringa con propiedades anti-inflamatorias, es eficaz reduciendo la inflamación, por lo que es utilizado tradicionalmente para tratar las úlceras de estómago y otros malestares relacionados con la inflamación.

Los isotiocianatos presentes en moringa son eficaces en el tratamiento de trastornos abdominales tales como estreñimiento, gastritis y colitis ulcerosa. El té de hojas de moringa trata las úlceras gástricas y la diarrea. Beber té de moringa es eficaz también como ayuda en resfriados.

La moringa también se ha utilizado para el tratamiento del asma. Un estudio demostró una disminución significativa en la gravedad de los síntomas del asma y una mejora respiratoria.

La moringa también se ha demostrado eficaz para proteger el hígado y acelerar su recuperación en caso de enfermedad.

La moringa es utilizada también para mejorar y estabilizar la presión arterial.

El poder antioxidante de la moringa oleifera

Uno de los principales atractivos de la moringa es su destacado poder antioxidante. Utilizando el método de prueba conocido como ORAC (capacidad de absorción de radicales de oxígeno) la moringa tiene un valor que oscila alrededor de las 50.000 unidades por cada 100gr, lo que la hace la planta con el valor ORAC de las más altas conocidas actualmente.

Los antioxidantes plantan cara a los radicales libres y protegen nuestras células frente al envejecimiento y enfermedades degenerativas.

La moringa encierra también un gran poder antibacteriano que se concentra especialmente en el polvo de sus semillas. Un arma natural poderosa para combatir las infecciones, que ha aumentado la popularidad de esta completa planta en las poblaciones más pobres y con mayores problemas alimenticios.

Una planta rica en aminoácidos, vitaminas y minerales

Moringa hojas

Pese a ser todavía un tanto desconocida la moringa es un auténtico manantial de salud que lleva en sus hojas, raíces, flores y semillas un aporte de propiedades antibacterianas, antioxidantes y mineralizantes que merece la pena tengas en cuenta.

Para quienes busquen aumentar su ingesta de aminoácidos y proteínas de orígen vegetal en la moringa encontrarán una buena aliada. Esta planta catalogada como superalimento es un buen suministro para el cuerpo de proteínas directas a mejorar la piel y nuestros tejidos cartilaginosos, gracias a la concentración de aminoácidos esenciales presentes en sus hojas. Vegetarianos y especialmente veganos aumentarían su ingesta de proteínas añadiendo en su dieta la moringa.

La moringa suma también gran cantidad de minerales como el potasio, el hierro o calcio, un elemento clave para controlar la presión arterial, reforzar los huesos. La moringa contiene también cantidades generosas de magnesio, mineral que trabaja en sinergia con el calcio y son beneficiosos para mantener los huesos sanos, ya que el magnesio ayuda a absorber el calcio, especialmente bueno en protegiéndonos de la osteoporosis y otras enfermedades óseas.

El contenido de hierro de las hojas de moringa es alta por lo que se ha utilizado para tratar enfermos con anemia causada por la falta de este mineral, sin los efectos secundarios de las pastillas de hierro.

La moringa es rica también en vitamina A previniendo enfermedades oculares.

La moringa: una aliada clave frente el envejecimiento de la piel

Las hojas secas de la moringa son un gran regalo para la piel por sus efectos nutritivos y su capacidad rejuvenecedora. Muchas casas de cosmética ya incluyen esta planta entre los componentes de sus productos por su fortaleza para mantener a raya la aparición de arrugas y líneas de expresión, además de su capacidad para favorecer las estructuras celulares.

Extractos de moringa se utilizan ampliamente en la fabricación de cremas, ungüentos, aceites y cremas hidratantes. El aceite de semilla de moringa es beneficioso para la piel y se utiliza en la producción de cosméticos y productos de cuidado de la piel. Posee propiedades hidratantes y desintoxicantes que ayudan a neutralizar los efectos de contaminantes dañinos, previene las arrugas y retarda el envejecimiento prematuro.

El aceite de semilla de moringa para la salud del cabello ha sido apreciado desde la antigüedad. Es un acondicionador fantástico para el pelo, fortalece las raíces, y estimula su crecimiento.

El aceite de moringa también se utiliza por vía tópica para el tratamiento de problemas con hongos, artritis, y es un excelente humectante para la piel.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la moringa

Utilizada adecuadamente el consumo de moringa es seguro y no tiene contraindicaciones severas.

Los usos de moringa están bien documentados tanto en la medicina ayurvédica como unani.

Las hojas, frutos y semillas pueden ser seguros cuando se consumen como alimento. Sin embargo, es importante evitar el consumo de la raíz y sus extractos sin la prescripción de un facultativo de la salud.

Como siempre hay que tener precaución especial en caso de embarazo y lactancia: evitar su uso sin la prescripción y el control de un profesional de la salud.

Las raíces y corteza de moringa tienen un efecto abortivo y no se recomienda su ingestión durante el embarazo.

Cómo consumir moringa

Hay mil y una formas de comer moringa. Las hojas frescas tienen un sabor similar al rábano. Puedes consumirla en ensalada, mezclada en batidos, o al vapor. Para la retención de nutrientes óptimo, se aconseja consumir las hojas poco después de la cosecha.

Otra opción es utilizar polvo de moringa, ya sea en forma de suplemento o añadido a los batidos, sopas y otros alimentos para la nutrición extra. Se puede utilizar en forma de té, o también añadir a tu bebida. El sabor del polvo es fuerte por lo que la cantidad aceptable puede depender de tu paladar.

El exceso de calor destruye todas las enzimas y algunas de las vitaminas, por lo que nunca debes cocinarla por mucho tiempo.

Las vainas de moringa contienen casi el 40 por ciento de aceite comestible, que se puede utilizar para tratar trastornos estomacales. También se usan en perfumes y aceites para el cabello.

Tanto el aceite del árbol como el polvo de hojas de moringa tiene caducidad baja, por lo que son excelentes alimentos de supervivencia.

Antes de comprar productos de moringa oleifera, comprueba que sean de la más alta calidad, que el porcentaje del producto sea el mayor posible y sin mezclas de aditivos. Mejor los productos que contengan 100% de moringa oleifera.

Moringa contra la desnutrición en países en vías de desarrollo

Conocida como una de las plantas más completas, la moringa ha aportado también su granito de arena en la lucha contra la desnutrición en países azotados por la hambruna. Sus propiedades nutricionales debido a su alto contenido de proteína, vitaminas, minerales y fibra, su buen sabor y la posibilidad de aprovechar prácticamente todas las partes de la planta la convierten en un componente base en la alimentación de determinadas zonas como Haití, Senegal o Mali, donde su cultivo es clave.

Al ser un árbol de tamaño pequeño se cultiva en todo el mundo debido a sus múltiples utilidades. Como la planta crece rápidamente y es una valiosa fuente de nutrición su cultivo es atractivo para regiones más empobrecidas, como Senegal y la India.

La moringa también es una forma natural de purificación y tratamiento del agua, ayudando en la eliminación de contaminantes y algas nocivas.