jengibre

El jengibre ocupa un lugar destacado en la lista de superalimentos gracias a sus impresionantes beneficios para la salud. Durante siglos se ha usado en la medicina tradicional china y ayurveda para tratar una larga lista de enfermedades, desde resfriados y náuseas hasta artritis, migrañas, diarrea e hipertensión.

Jengibre raíz
La gente de todo el mundo lo ha estado utilizando el jengibre durante miles de años, tanto por sus beneficios culinarios como medicinales.

Por qué deberías tomar jengibre todos los días

Lo que la mayoría de nosotros consideramos como jengibre es el rizoma o tallo subterráneo de la planta del jengibre, una planta con flores nativa de la selva tropical en el sur de Asia, que hoy en día se cultiva ampliamente en todo el mundo como un importante cultivo comercial.

El rizoma tiene un olor acre, especiado y aromático que proviene de los aceites esenciales y compuestos fenólicos como los gingeroles, que han demostrado tener efectos analgésicos y antiinflamatorios que alivian el dolor muscular y los calambres menstruales.

El jengibre se ha usado desde la antigüedad por sus propiedades antiinflamatorias, carminativas, antiflatulentas y antimicrobianas, para tratar enfermedades como la tos, los resfriados, la indigestión y los dolores corporales.

Las propiedades curativas del jengibre provienen de esos aceites volátiles, como los gingeroles, que son responsables de su sabor fuerte. El compuesto más notable del jengibre es precisamente el gingerol, que tiene un potente efecto antiinflamatorio y ayuda a reducir la inflamación mejorando muchas enfermedades crónicas, como la obesidad, la diabetes, el dolor y las enfermedades cardíacas.

El jengibre también contiene muchos nutrientes esenciales y vitaminas como la vitamina B6, el ácido pantoténico (vitamina B5), y también contiene una buena cantidad de minerales como potasio, manganeso, cobre y magnesio.

Popularmente el jengibre es conocido por disminuir las náuseas provocadas por el mareo en viajes, por ayudar a aliviar migrañas, y también mejorar los síntomas en algunas mujeres embarazadas al aliviar náuseas y vómitos relacionados con el embarazo. También por los inmensos beneficios que tiene para el sistema digestivo ayudando la digestión y mejorando el apetito.

Los sorprendentes beneficios de consumir jengibre

Puedes consumir jengibre en tus zumos, sopas, salteado, y en té. También en caramelos.

Esta maravillosa especia ha sido promocionada durante mucho tiempo en la medicina china y ayurveda como una especia curativa no solo para los mareos, también porque puede eliminar el dolor del síndrome premenstrual, dolores de cabeza, hinchazón, entre otras cosas. A continuación relatamos los principales beneficios de consumir jengibre:

  • Quizás la propiedad del jengibre más conocida popularmente sea la de aliviar las náuseas y mareos, y aliviar los síntomas de las náuseas matutinas en mujeres embarazadas.  Los marineros han usado desde hace tiempo la raíz de jengibre para combatir el mareo. Puedes masticar un poco de la raíz, tomar cápsulas o incluso preparar un té colocando una pequeña porción de la raíz en una taza de agua caliente. Y endulzar al gusto.
  • El consumo de jengibre aumenta la inmunidad. Está lleno de antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico y actúa como un reductor natural de la fiebre y el dolor. También reduce la congestión y otros síntomas del resfriado y la gripe.
  • El jengibre previene las infecciones bacterianas y fúngicas. Ha demostrado ser eficaz contra las infecciones por hongos como candida albicans. Sus propiedades antifúngicas son también una forma eficaz de tratar el pie de atleta. También promueve una boca más limpia y saludable al inhibir el crecimiento de bacterias orales relacionadas con enfermedades de las encías, como la periodontitis y la gingivitis. Y es efectivo contra el mal aliento.
  • El jengibre tiene compuestos antiinflamatorios y antioxidantes que combaten los radicales libres (intrusos que causan daño a nivel celular) y, por lo tanto, previenen la formación de tumores. Investigaciones sugieren que el extracto de jengibre puede ayudar a prevenir el cáncer colorrectal específicamente en aquellos con un mayor riesgo, gracias a su impacto en el intestino. Estudios han demostrado que estos efectos antioxidantes y antiinflamatorios del jengibre ayudan a reducir y aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones en pacientes con artritis, también puede aliviar el dolor muscular.
  • El jengibre ayuda en la digestión. Sus compuestos estimulan los jugos gástricos y la digestión, aliviando la acidez estomacal, las úlceras y otros problemas digestivos. Investigadores han encontrado que el jengibre mejora la secreción de bilis y estimula la tripsina y la amilasa pancreática, enzimas importantes para la digestión. También aumenta la saliva y otros fluidos digestivos, aliviando la indigestión y los problemas asociados, como la flatulencia. El jengibre es conocido como una planta carminativa lo que significa que elimina el exceso de gas.
  • El jengibre ayuda a reducir el colesterol y los niveles altos de triglicéridos. En un ensayo clínico las personas que tomaban cinco gramos de jengibre diariamente durante un período de 3 meses redujeron significativamente sus triglicéridos, LDL y otros marcadores de colesterol peligrosos.
  • Uno de los beneficios más populares del jengibre es el de aliviar el dolor menstrual. Un estudio demostró que el jengibre puede reducir significativamente la puntuación total del síndrome premenstrual, la gravedad del estado de ánimo y los síntomas físicos.
  • El jengibre también es ampliamente popular como tratamiento para las migrañas severas.
  • Es útil para una gran cantidad de problemas respiratorios. El jengibre es un expectorante natural, te ayuda a toser y provoca o promueve la expulsión de las secreciones bronquiales acumuladas.
  • Ayuda a perder peso, el té de jengibre ayuda a prevenir trastornos metabólicos y reduce la sensación de hambre, lo que ayuda en el control del peso.
  • Los compuestos naturales del jengibre son también apreciados en la prevención de diversas enfermedades relacionadas con la edad, como el envejecimiento cerebral y la neurodegeneración.
  • El jengibre también ha sido promocionado a lo largo de la historia como un afrodisíaco.

Jengibre contraindicaciones

Antes de aumentar el consumo de jengibre en tu dieta deberías tener en cuenta estas precauciones.

No tomes jengibre ni lo bebas como té durante el embarazo sin consultar a su médico.

Los niños menores de dos años no deberían tomar jengibre.

Si estás tomando medicamentos consulta con a tu profesional de la salud, ya que el jengibre puede interactuar con algunos medicamentos. Si tienes un trastorno hemorrágico o si estás tomando anticoagulantes como la aspirina o la warfarina no consumas jengibre sin la aprobación de tu médico.

Consumir una gran cantidad de ingesta de jengibre puede causar problemas estomacales.

El jengibre estimula la secreción de las glándulas salivales y aumenta la secreción biliar. Por lo tanto puede estar contraindicada en pacientes con antecedentes de cálculos biliares, por lo que debe consultar a tu médico antes de consumir jengibre.

No debe tomarse antes de cualquier tipo de cirugía y debe detenerse al menos una semana antes del día de la cirugía.

¿Cómo usar y consumir el jengibre?

El té de jengibre puede ayudar con el dolor dental, el dolor asociado con los cólicos menstruales y la resaca. 

El sabor de la raíz de jengibre no deja indiferente a nadie. Es una especia picante y distinta, deliciosa y totalmente natural y extremadamente popular en los fritos y en los platos de frutas y verduras, que agrega un sabor exótico a las comidas.  Su distintivo aroma a limón y su toque picante aportan un toque único y especial a tus platos.

Se utiliza profusamente en la cocina asiática aportando un sabor fragante y ligeramente picante a los platos. Para usar jengibre fresco, retira la piel y corta una sección de la raíz amarilla. Pica finamente y está listo para usar. Para mantener su fragancia y sabores intactos generalmente se agrega en el último momento en las recetas de cocina, ya que la cocción prolongada produce la evaporación de sus aceites esenciales.

En algunas cocinas asiáticas, como la japonesa, el jengibre se conserva en escabeche y se sirve como acompañamiento, por ejemplo del sushi.

El jengibre cortado o rallado se hierve en agua como sopa para aliviar el resfriado común, la tos y el dolor de garganta.

El té de jengibre es una bebida picante que se disfruta con regularidad en toda Asia y es conocida en casi todo el mundo. Para prepararlo hierve 1 taza de agua y agrega el jengibre picado finamente. Reduce el fuego a fuego lento, cúbrelo y déjalo reposar de 5 a 10 minutos. Una vez terminado puedes agregar azúcar, miel, limón, hojas de té, leche, crema o cualquier otro ingrediente que desee en ese momento. ¡Cuela y disfruta! Con un poco de limón y miel aliviará tu dolor de garganta o la tos.

Hay versiones secas y embolsadas de té de jengibre, pero para obtener el máximo sabor y el máximo beneficio para la salud es mejor con jengibre fresco.

Otras formas de consumir el jengibre son las famosas galletas de jengibre. Fueron los griegos primitivos los que mezclaron la raíz en sus panes dando origen a los primeros panes de jengibre.

Los colonos estadounidenses elaboraron la cerveza con jengibre para calmar las enfermedades digestivas, lo que hoy llamamos ginger ale.

Dónde comprar jengibre

El jengibre fresco está disponible en la mayoría de supermercados en la sección de frutas y hortalizas frescas. Elige el jengibre fresco que sea grueso y tenga una piel marrón suave y brillante, que no esté marchito, seco o enmohecido. Las raíces más viejas son arrugadas y agrietadas.

Puedes guardar de forma segura las porciones de jengibre no utilizadas envueltas en el congelador por tiempo indefinido.

Tanto el jengibre fresco como en polvo ofrecen beneficios para la salud. Sin embargo la raíz seca en polvo o molida puede contener niveles significativamente reducidos de aceites volátiles como los gingeroles.

Dependiendo del tipo de jengibre que compres, la carne puede ser amarilla, blanca o roja.

El jengibre molido generalmente se encuentra en el pasillo de especias.