estevia

El esteviósido, uno de los azúcares obtenidos naturalmente de la planta estevia, es unas 300 veces más dulce que el azúcar de mesa y lo que es más sorprendente no tiene calorías, reduciendo la obesidad al disminuir el deseo de consumir dulces que sí afectan a tu peso, y evita la caries dental.

Estevia edulcorante

Las hojas de estevia son muy dulces y sin azúcar por lo que se han utilizado como edulcorante durante siglos. Genial para diabéticos

Las hojas de la planta estevia son una fuente natural de un edulcorante sin calorías considerado más dulce que el azúcar. Debido a sus propiedades nutritivas y medicinales (contiene fitonutrientes, oligoelementos, minerales, vitaminas y aceites volátiles), también actúa como tónico general aumentando los niveles de energía y la agudeza mental, y es beneficioso en el tratamiento de muchas enfermedades. Es por todo ello que muy probablemente la estevia sea el edulcorante del futuro.

Aunque el consumo de estevia como edulcorante sustituto del azúcar es relativamente reciente, ha sido consumida en Brasil y Paraguay durante siglos no sólo como endulzante, sino también como un alimento saludable y como una planta curativa. Las tribus indias de América del Sur lo han usado como ayuda digestiva, y también lo han aplicado tópicamente durante años para ayudar a la cicatrización de heridas.

En la actualidad se vende como un suplemento y se ha ganado la aceptación general como un edulcorante libre de calorías.

Al contrario que el azúcar, el extracto de estevia no tiene calorías, pero es que además es alrededor de 300 veces más dulce. Lo que hace que la estevia sea tan popular para muchas personas diabéticas es su efecto insignificante en los niveles de azúcar en sangre, no interfiriendo gravemente con el sistema de equilibrio de la hormona insulina, a diferencia de otros edulcorantes sintéticos.

Estas propiedades lo hacen útil en la pérdida de peso. Es un sustituto mucho más saludable para el azúcar. También ayuda en la protección de los dientes contra la caries y la placa. No produce caries dental lo que puede ser debido a su alto contenido en flúor.

Los glucósidos de la estevia no afectan los niveles de glucosa en la sangre, teniendo un impacto glucémico insignificante, convirtiéndola en adecuada para los diabéticos y personas que prefieren alimentos bajos en azúcar en su dieta. Tanto los diabéticos como hipoglucémicos sostienen que la estevia nivela el azúcar en sangre y mejora su metabolismo.

Las propiedades más generalmente aceptadas son su capacidad para reducir el nivel de azúcar en sangre, ayudar en la pérdida de peso, y proteger la salud bucal

Los diabéticos tienen problemas para metabolizar la glucosa, reemplazando el azúcar por edulcorantes sintéticos como la sacarina o el aspartamo. Una alternativa al consumo de estos edulcorantes artificiales es el reemplazo de los mismos por edulcorantes naturales de bajo contenido calórico como el proveniente de la estevia rebaudiana.

Los extractos de estevia se han utilizado con seguridad desde hace décadas como edulcorantes naturales en Paraguay y Brasil al igual que en Japón sin un aumento asociado en el cáncer u otras enfermedades.

En la actualidad la producción se ha extendido por todo el mundo, principalmente por países orientales como China y Japón.

Japón comenzó a cultivar la estevia para su uso como sustituto del azúcar durante la década de 1970, y aún hoy es uno de sus principales edulcorantes. La popularidad de la estevia también ha aumentado rápidamente en EE.UU. en los últimos años.

Propiedades para la salud de la estevia

Se cree que la estevia tiene propiedades anti-bacterianas, anti-sépticas, anti-microbianas, anti-oxidantes, y anti-glucémicas, con lo que puede ayudar en estados con hipertensión (presión arterial alta), diabetes, fatiga crónica, indigestión, malestar estomacal , ardor de estómago, pérdida de peso, el frío y la gripe, gingivitis, caries dental, la caspa y la caída del cabello, huesos frágiles u osteoporosis, estreptococos, candidiasis, infecciones bacterianas y enfermedades de la piel tales como cortes, heridas, erupciones cutáneas, picor, manchas, acné, dermatitis seborreica, dermatitis, eczema, y ​​las arrugas.

También puede mejorar los niveles de energía y fortalecer el sistema inmunológico.

Respecto a la diabetes diversos estudios e investigaciones demuestran que la estevia puede estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y aumentar la resistencia a la insulina. Tiene un efecto regulador en el páncreas.

Beber té hecho con hojas de estevia trituradas dos a tres veces al día puede ayudar con la hiperglucemia. El té de estevia también es usado para calmar el malestar y acidez estomacal, reducir los gases y mejorar la indigestión y la función gastrointestinal.

Las propiedades antibacterianas de la estevia ayudan en el tratamiento de la caries, gingivitis, caries y úlceras bucales. Muchas personas han reportado mejoría en su salud bucal después de usar concentrado de estevia con su pasta de dientes o como enjuague bucal diario diluído en un vaso de agua.

La estevia es también de gran ayuda en la pérdida de peso ya que es baja en carbohidratos, calorías y azúcar y regula los niveles de azúcar en sangre. La sensación de hambre se reduce consumiendo de 10 o 15 gotas de extracto de estevia en un vaso de agua 20 minutos antes de las comidas.

El poder antioxidante, antibacteriano y antiséptico de la estevia puede ayudar con las arrugas, manchas de la piel, dermatitis, eccema, los brotes de acné, cicatrices, erupciones, picazón y los labios agrietados. Cuando se aplica como una mascarilla facial dejándola actuar al menos durante 30-60 minutos suaviza y tensa la piel, suaviza las arrugas y ayuda a curar las manchas de la piel diferentes, incluyendo el acné.

A diferencia de los edulcorantes artificiales, los glucósidos dulces no se descomponen con el calor con lo que son un excelente endulzante para cocinar y hornear.

Una pequeña cantidad de concentrado de estevia aplicado directamente puede promover el proceso de curación cuando se usa sobre la seborrea, dermatitis y eczema. Cortes y rasguños pueden llegar a curar más rápidamente. El concentrado de estevia añadido al champú elimina algunos problemas del cuero cabelludo como la caspa, y mejora la salud y el brillo del pelo.

Es evidente que la condición de cada individuo es diferente y la experimentación con estevia debería hacerse bajo la supervisión de un médico cualificado.

Estevia beneficios para tu salud y por qué debes de utilizarla en lugar del azúcar

Hojas de estevia

La hoja de estevia contiene fibra, proteína, hierro, potasio, magnesio, sodio, vitamina A y vitamina C.

Se está extendiendo el consumo de estevia como sustituto del azúcar pues no afecta los niveles de azúcar en la sangre, algo que millones de diabéticos necesitan. Es por eso que el número de países que están aprobando la estevia como edulcorante y aditivo en alimentos están aumentando.

Los beneficios más generalmente aceptados de la estevia son su capacidad para reducir el nivel de azúcar en sangre, ayudar en la pérdida de peso, y proteger la salud bucal evitando la caries.

Si se consume en forma de hoja la estevia también contiene gran cantidad de antioxidantes como los flavonoides, triterpenos, y taninos entre otros. También contiene fibra, proteína, hierro, potasio, magnesio, sodio, vitamina A y vitamina C. En la forma edulcorante estos elementos adicionales son casi insignificantes.

Sin duda el aspecto más destacado y elogiado de la estevia para la salud humana se refiere a su capacidad para regular los niveles de azúcar en la sangre en el cuerpo. Como contiene el esteviósido, cuando se rompe en el proceso digestivo las partículas que contienen glucosa son absorbidos por las bacterias en el colon, en lugar de ser absorbida por los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo y que afectan al cuerpo.

Sirve de ayuda a los diabéticos e hipoglucémicos, al ser un sustituto ideal del azúcar, ya que pueden comer alimentos dulces sin tener que preocuparse acerca de las complicaciones diabéticas.

Al ser muy baja en calorías la estevia ayuda en dietas para perder peso. Se pueden comer alimentos dulces elaborados con estevia sin tener que preocuparse de las calorías extra que aportan los azúcares tradicionales. Ojo que no sólo engordan los azúcares simples, las harinas refinadas hacen tanto daño o más a la hora de perder peso.

También disminuye la ansiedad y la necesidad de comer dulces.

Al contrario que el azúcar la estevia reduce la formación de bacterias en la boca, y previene las caries y la gingivitis.

Los estudios han demostrado que la estevia tiene propiedades antibacterianas, especialmente contra la E. coli, responsable de la intoxicación severa de alimentos, y la Stafilococo aureus, causa común de infecciones de la piel (acné, forúnculos, ántrax, abscesos), enfermedades respiratorias e intoxicaciones alimentarias.

La aplicación tópica de la planta estevia es útil para enfermedades de la piel tales como eczema y dermatitis ya que inhibe la propagación de bacterias.

Sus compuestos antioxidantes que se encuentran en la estevia lo convierten en un complemento alimenticio ideal para prevenir el envejecimiento prematuro, al eliminar los radicales libres.

La estevia está disponible en supermercados como edulcorante, y herbolarios en forma de hojas secas, polvo o concentrado. La planta o las semillas también la puedes adquirir generalmente en tiendas especializadas online.

Efectos secundarios de la estevia

No hay efectos secundarios negativos severos confirmados asociados al consumo moderado de estevia. Dosis altas de steviol, uno de los principios activos de la estevia, puede dar lugar a molestias intestinales, pero igual que si abusas de cualquier otro alimento o edulcorante.

La FDA que es la Agencia de Salud Alimentaria de los Estados Unidos ha confirmado la no toxicidad de la estevia, lo que garantiza su uso. De hecho marcas multinacionales como la Coca Cola utilizan edulcorantes basados en los principios activos de la estevia, pero ojo, sin todas las propiedades positivas que de manera natural obtienes con el consumo de estevia.

Respecto a mujeres embarazadas y bebés no hay referencias científicas por el momento que resulten tajantes. Conviene por tanto la precaución y la consulta a los profesionales de la salud. Respecto a los niños con todo el exceso de azúcar y producto refinado que actualmente consumen todo el día, el uso de estevia como edulcorante puede ser un buen paso sobre todo para tratar de evitar caries, la obesidad, y la diabetes.

No hay prueba científica de los peligros de la estevia en dosis adecuadas, mientras que del azúcar o otros edulcorantes artificiales como el aspartamo hay sin embargo gran cantidad de evidencias científicas que los vinculan con enfermedades.

La estevia tiene un efecto insignificante sobre el nivel de glucosa en sangre, por lo que es atractivo como un edulcorante natural para el tratamiento de la diabetes y síndrome metabólico. Los japoneses, chinos y coreanos han utilizado estevia en los alimentos y bebidas no alcohólicas durante muchos años como una alternativa a los edulcorantes artificiales, el ciclamato y la sacarina, que se sospecha son cancerígenos. Esto parece demostrar que el amplio uso de la estevia aparentemente no tiene efectos perjudiciales.

¿Donde conseguir estevia?

Puedes encontrarla en herbolarios como suplemento dietético y a través de internet.

Puedes consumir estevia en extracto o en polvo, también puedes comprar semillas de estevia y plantar en tu jardín.

En polvo puede ser añadido directamente a los alimentos y bebidas, pero en cantidades muy pequeñas. El extracto de estevia líquido se utiliza gota a gota.

La planta o las semillas también la puedes adquirir generalmente en tiendas especializadas online.

Precauciones

Los productos de estevia pueden variar mucho en calidad debido a muchos factores ambientales como el suelo, los métodos de riego, la luz del sol, la pureza del aire, la limpieza, las prácticas de cultivo, el procesamiento y el almacenamiento.

Existen numerosas especies de stevia con diferentes cantidades de esteviósido. La estevia paraguaya por ejemplo parece que tiene mayor cantidad de steviosidos dulces frente a la stevia de otros países, China por ejemplo.

La contaminación bacteriana y fúngica es un problema serio y hay que tener cuidado con la fuente original de la estevia.